Artículo entrevista a Carlos Martín para la web de Inma del Valle. Una ocasión para ver el trabajo que hay detrás de una boda, de la mano del equipo CM.

Mi nombre es Llorenç Colmillo y soy el encargado de contar todo lo que sucede en Carlos Martín Peluqueros. Claro que más que hablar de mí, debería empezar contándoos que es eso de Carlos Martín Peluqueros, y te lo puedo contar yo mismo ya que me paso horas sentado en su sala del café viendo todo lo que se cuece ahí: clientes que entran, otros que salen e incluso algunos que comen ahí mismo. Que, ¿qué es eso de “la sala del café”? ¿Que quién es Carlos Martín? Está bien, empecemos de nuevo.

En pleno centro de Palma, en esa calle tan estrecha y en pendiente que une San Miguel con Ramblas, te encontraras un espacio con concepto de experiencia y servicios relacionados con la belleza de alta gama y calidad premium. En ese conjunto de tres casas mallorquinas, a pie de calle y unificadas, de finales del siglo XVII descubrirás un apartado de señoras, otro de caballeros, (con tres ambientes diferentes: uno más inglés señorial, otro más underground y otro más escondido para personas que necesitan intimidad). Otro espacio de estética, un salón común donde se puede esperar, comer, leer la prensa y en general estar como en casa, y otro espacio que es el más importante de todos, la sala de diagnóstico, a puerta cerrada, donde no estás influenciado ni distraído por imágenes de belleza, fotografías, productos, hilo musical y hasta ni cobertura, y así conseguir la máxima concentración de Carlos para captar tus necesidades o para interpretar tus fantasías. Independientemente de los menesteres de cada uno de los clientes, éstos son atendidos individualmente en salas separadas.

En una mezcla de muebles antiguos, decoración ecléctica, plantas salvajes, suelos irregulares y luz indirecta, Carlos quiere hacer sentir a los clientes como en su propia casa. Y en ese espacio, encontrar un resultado para su imagen que, con habilidades técnicas, productos de alta calidad y mucho conocimiento, llegará a ese desenlace llamado éxito.

Desde que hace veintiséis años, Carlos decidió ser peluquero, la formación y desarrollo en diferentes técnicas (de corte, color , equipos, y nuevos productos) ha sido lo imprescindible para tener un salón a la vanguardia con su nombre, pero también su firma en cualquier resultado que salga de Carlos Martín Peluqueros. Desde el primer momento el tema novias le apasionó y por eso se preocupó y ocupó de aprender las técnicas de los peinados, desde los más clásicos, tradicionales, campestres, … hasta los de tipo “Oscars”, despeinadas pero glamourosas. Carlos se formó en las mejores escuelas, abrió su primer salón en Felanitx y más tarde en Palma, trabajó en pasarelas internacionales ( Shanghai, Nueva York, París , Londres ) y perteneció al grupo artístico de Redken de la marca L’Oreal durante una década, creando imágenes en desfiles y formando con técnicas de color, peinados y cortes. En este gran cocktail se ve reflejado en el resultado de todas sus clientas, porque lo que Carlos plasma es todo lo que ellas quieren ser, empatizando al máximo con cada una, algo que sólo se consigue con un buen bagaje, experiencia, profesionalidad y seguridad.

Para esta ocasión, Inma del Valle ha pedido que Carlos colabore en su página web, contando en qué consiste su trabajo, cuando de novias y bodas en Mallorca estamos hablando. Así que seré yo quien lo haga para que en esta ocasión no sea menos, ya que os he dicho que me dedico a contar todo lo que hace Carlos y el resto del staff. Tendré que hacerlo muy bien, porque ya llevo cuatro párrafos y todavía no os he hablado de las protagonistas. Pero os aseguro que he hecho mi trabajo y antes de darle al teclado me he reunido con Carlos en su fantástico piso con un té y unas pastas. Sí, a las cinco.

Mi primera y casi única pregunta para Carlos fue cómo vive él el trabajo de una novia. Y me lo contó así: “Nosotros somos parte de la película que aquel día quiere vivir la novia. ¿Por qué? Pues porque le ayudamos a interpretar la fantasía en su maquillaje y su peinado. Y tenemos todo tipo de novias: las que quieren jugar con un personaje, las que quieren ser ellas mismas, las que todavía no saben lo que son y quieren que les ayudemos a encontrar lo que quieren llevar, las

que no son clientas ni son de la isla, etc. Pero muchas son de ese último ejemplo, ya que cada vez más parejas vienen a Mallorca a casarse. Por eso, es con ellas que se ve el trabajo de principio a fin, y así te lo voy a contar.

Nosotros hacemos peinados que prolongan en tu cabello lo que tu quieras transmitir. Es por ello que lo primero siempre es concertar una entrevista y ahí ver cómo se mueven, como respiran, como gesticulan, como miran, como se tocan el cabello y en general como son ellas en su esencia. Después les pido unas fotografías de como son ellas cuando van al trabajo, cuando salen con unas amigas en una cena informal, cuando salen a tomar una copa y como son ellas cuando van a un gran evento.

A partir de aquí empiezo a trabajar y a tener información. Es cuando ya puedo sumergirme en su mundo, tener una segunda entrevista y averiguar lo que pueden querer. Lo más importante es que yo vea el vestido, (en todos los perfiles). Después les pido unas fotografías de lo que les gustaría a ellas llevar. Esa idea que hoy con el Dios Google la tenemos resuelta.

¿Llega el día de la prueba…? Sí, y es ahí cuando les pido que me traigan imprescindiblemente los pendientes, un escote lo más parecido en forma y en textura al vestido y el tocado, en caso de que lo vayan a llevar.

¿Y para el día esperado…? Ese día, parte del staff y yo, nos dirigimos a su casa/hotel/ciudad/país o bien, vienen al salón. Casi siempre vamos nosotros. Ahí montamos el set y me quedo con ellas hasta el momento de la ceremonia. En algunos casos, hay novias que contratan el servicio de cambio de look o retoque y hay quienes contratan el servicio de todo el día. Hay otro servicio que ofrecemos que es el de Beauty Corner: es un set con dos profesionales para retocar a las invitadas. – Lo que en los años 50 y 60 muchas dirían eso de “voy al tocador” o “voy a retocarme” ¿no?- Por último, puedo contarte que hay otras novias que contratan el servicio de estética integral, que consiste en preparar la belleza de cara, manos, pies, cuerpo, etc, días antes.

Como secreto os diré que no enseñan muchas fotos de novias porque muchas de ellas, quieren mantener su privacidad y eso es un poco el éxito. Lo que a Carlos Martín le avala y le diferencia del resto es la discreción. Y como opinión propia, os diré que lo que menos cuenta aquí, es la manipulación del peinado, sino más bien la implicación emocional, el compromiso y la responsabilidad sobre tu imagen que tiene el profesional ese día y más la seguridad de tenerlo al 100% en el día que dejará de ser sólo un día para ser tu día.

© Copyright 2018 Carlos Martín Peluqueros